¿Qué aprendimos en el curso de postres saludables de mercado verde?

Ayer fui a un curso de postres saludables en la nueva casa de Mercado Verde en Ciudad Vieja -barrio de Montevideo que no frecuento, pero tiene su encanto. 

La verdad que dentro del estilo saludables, los dulces no son lo que más me convence… hay dietas  que proponen alternativas saludables a postres como la cheescake, el brownie y la carrot cake -siempre veganas, pero llenas de grasas y azúcares (grasas y azúcares alternativos claro).  Lo que me hace dificil de comprender cuan saludables son y como determinar las porciones adecuadas: ya que son super energéticos y calóricos. Son sin duda una alternativa mucho mejor a nivel nutricional que los alfajores o brownies tradicionales (que además son habitualmente consumidos sin conciencia en su valor nutricional), pero aun así fomentan un vínculo de apego con la comida (porque son altos en azúcares lo que los hace demasiado sabrosos -y esto quedó comprobado ayer: son deliciosos!) y esto es algo que a los ‘adictos’ nos cuesta regular… pero este también es un desafío en mi lista.


Pero a pesar de las dudas, que yo siempre encuentro alguna, me divertí y me llevé una perspectiva diferente. Así que sin duda fue tiempo invertido.

Además de recetas super ricas aprendí algunas cosas de nutrición, siempre sumando información que tal vez ya he escuchado antes pero sigo rumiando hasta incorporar. Acá un pequeño punteo…

  • La principal ventaja del aceite de coco frente a otros aceites vegetales (oliva y girasol entre otros) es que no genera radicales libres al calentarse -por eso es tan bueno utilizarlo en las preparaciones cocidas. Además su grasa saturada es de cadena media, lo que hace que el cuerpo pueda procesarlo como un carbohidrato. 
  • Cuando tenemos deficiencia en un nutriente es importante conocer en que alimentos se encuentra y como es el proceso de incorporación: por ejemplo, las vitaminas liposolubles (vit A, K, D, entre otras) son incorporadas cuando se consumen junto con grasas.
  • Los pesticidas y los conservantes tienen funciones paralelas en los cultivos y los alimentos procesados, por lo que es casi igual de importante reducir el consumo de ambos elementos ya que afectan mucho a los microorganismos que conviven con nosotros -tanto en el tracto digestivo como en otros órganos.
  • El coco rallado que se consigue en el mercado no es bueno para producir leche de coco ya que en el proceso de secado y rallado se eliminan la mayoría de nutrientes que están en la pulpa fresca del coco y son fundamentales para obtener leche de calidad.
  • Activar las nueces, almendras, semillas de girasol y calabaza es importante para que se desencadenen procesos de germinación y se eliminen antinutrientes. Con las castañas esta activación es menos eficientes, por características de su proceso de elaboración (casi siempre fueron sometidas a temperatura antes de llegar a nuestras manos, lo que hace difícil su activación).

Seguimos compartiendo información! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s